jueves, mayo 31, 2018

Un físico dice que ha encontrado la solución a la paradoja de Fermi y es aterradora.

Desde la primera conversación de Fermi con otros científicos en 1950, la paradoja de Fermi ha perseguido a los astrobiólogos y astrónomos con su gigantesco e inminente interrogante: ¿Dónde están todos?


Decenas de hipótesis se han propuesto para responder a una pregunta aparentemente simple, desde pesimista (todos los extraterrestres están muertos) a práctico (todos viven en mundos oceánicos bajo gruesas capas de hielo) hasta apocalíptico (hay una civilización alienígena "grande y mala" que está eliminando sistemáticamente a todos los demás).

Ahora, sin embargo, un físico llamado Alexander Berezin ha propuesto el giro más sombrío y más parecido a la Dimensión Desconocida para la paradoja: "Primero en entrar, último en salir".





Pero, ¿qué significa eso?

La idea es que la primera civilización que logre el viaje interestelar comience a engullir tantos recursos como le sea posible para impulsar su propia expansión y asegurar un futuro para sí misma. Esto eventualmente provocaría que comenzara a despojar mundos que ya tienen vida en ellos, lo que llevaría a destruir civilizaciones alienígenas a medida que avanzaba.




Esto no estaría fuera de malicia, argumenta Berezin:


"No estoy sugiriendo que una civilización altamente desarrollada destruya conscientemente otras formas de vida", dice Berezin.

 "Lo más probable es que simplemente no se den cuenta, de la misma manera que un equipo de construcción derriba un hormiguero para construir un inmueble porque no tienen incentivos para protegerlo ... Este problema es similar a la infame 'Tragedia de los comunes'. El incentivo para obtener todos los recursos disponibles es fuerte, y solo se necesita un actor malo para arruinar el equilibrio, sin posibilidad de evitar que aparezcan a escala interestelar ".




Muy bien, esta es más o menos la hipótesis de la "Gran Civilización de alienígenas", pero con algún razonamiento económico detrás, ¿no?

No, en realidad, es la hipótesis de la Gran Civilización Humana.
Berezin cree que la respuesta a la paradoja de Fermi, la razón por la que no hemos captado las señales alienígenas o la evidencia observada de esta civilización extraterrestre, es porque somos los primeros en llegar hasta aquí.

Con la lógica de Berezin en mente, también vamos a ser la primera civilización en lograr un viaje espacial interestelar, y nuestra expansión más allá del sistema solar inevitablemente va a acabar con la vida extraterrestre en otros planetas.

Y esto, admite Berezin, "Sería difícil de aceptar, ya que predice un futuro para nuestra propia civilización que es incluso peor que la extinción".

Ese futuro, al parecer, es una completa soledad.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall