viernes, febrero 09, 2018

Evidencia científica demuestra que los monjes budistas pueden transformar sus cuerpos físicos en luz pura.

¿Sabías que solo en el Tíbet e India existen más de 160,000 casos documentados de personas que, después de muchos años de preparación espiritual, logran transformar su cuerpo físico en un cuerpo de luz / energía pura?


Para alcanzar un "Cuerpo Arco Iris", una persona tiene que ser capaz de liberar su cuerpo a la luz teniendo solo pensamientos amorosos, entre otras cosas, por supuesto. Se cree que cada cinco años en promedio, un monje budista avanzado entra en este estado iluminado. 


Este proceso es extremadamente poderoso y se dice que algunas semanas antes de poder lograr esta transformación, algunos monjes budistas pueden grabar su mano o pie en una pared. Según los informes, el cuerpo tarda unos 7 días en encogerse, disolverse en luz y trascender.

En el sufismo o Taṣawwuf, que a menudo se define como "misticismo islámico", "la dimensión interna del Islam" o "el fenómeno de la mística dentro del Islam", se lo denomina "el cuerpo más sagrado" y el "cuerpo supra celestial".



Los taoístas se refieren a él como "el cuerpo de diamantes", y aquellos que lo han logrado se llaman "los inmortales" y "los que caminan por la nube".

Las escuelas yóguicas y las enseñanzas tántricas lo llaman "el cuerpo divino", mientras que en Kriya yoga se lo conoce como "el cuerpo de bienaventuranza".

En Vedanta, "el cuerpo superconductor", mientras que los antiguos egipcios lo llamaban "el cuerpo o ser luminoso" (akh) o el karast.

En la liturgia mitraica, fue apodado como "el cuerpo perfecto". En el Corpus Hermético, se lo conoce como "el cuerpo inmortal", mientras que en la tradición alquímica, la Tableta Esmeralda lo llama "el cuerpo dorado".

Sin embargo, este asombroso fenómeno no es exclusivo de la antigüedad.



Incluso hay testimonios recientes sobre monjes tibetanos que alcanzaron este estado después de un profundo proceso de purificación.

Por ejemplo, el sacerdote católico ordenado Francis Tiso documentó el caso de Khenpo Achö, un monje Gelugpa de Kham, Tíbet, que murió en 1998 y cómo logró transformar su cuerpo en un cuerpo de luz.




David Steindl-Rast, un monje benedictino, propuso en 2002 una investigación científica con el Instituto de Ciencias Noéticas para estudiar el llamado Cuerpo de Luz, o Cuerpo Arco Iris, diciendo que; "Si podemos establecer como un hecho antropológico que lo que se describe en la resurrección de Jesús no solo le ha sucedido a otros sino que está sucediendo hoy, eso pondría nuestra visión del potencial humano en una luz completamente diferente".

Eventualmente, David Steindl-Rast contactó al Padre Francis Tiso, quien era conocido por viajar frecuentemente al Tíbet, y le pidió que investigara este increíble fenómeno.

El padre Tiso dijo haber presenciado un arcoíris que apareció sobre la casa de Khenpo Achö unos días antes de su muerte en septiembre de 1998, y que docenas de arco iris aparecieron después.



El cuerpo de Khenpo Achö comenzó a cambiar poco después de su último aliento. Su piel se puso blanca brillante, y su apariencia comenzó a cambiar. Al final, Khenpo Achö fue envuelto en una túnica amarilla que usan todos los monjes gelug. A medida que pasaban los días, el cuerpo de Khenpo Achö comenzó a desaparecer. Luego de siete días, ningún cuerpo permaneció.

El evento fue bien grabado por la prensa local que dio explicaciones específicas de lo que había ocurrido y "El cuerpo arcoíris" apareció en un Instituto de Ciencias Noéticas Review 59 (marzo-mayo de 2002).

Curiosamente, el cuerpo arcoíris de Khenpo Achö también fue mencionado por Matthew T. Kapstein en La presencia de la luz: resplandor divino y experiencia religiosa (University of Chicago Press, 2004).




Tulku Pema Rigtsal, un monje nepalés recuerda la transfiguración de Achö:

"Recientemente, el 29 de agosto de 1998, en Dome Khamngak en Azi Rong en el Tíbet, Khenpo Achö, de ochenta años de edad, logró la disolución física. Un día, acostado en la cama, sin haber sufrido ninguna enfermedad reciente, mientras se encontraba en la postura de un león dormido y recitando el mantra de seis sílabas, alcanzó a Buda en la matriz básica primordial de pureza alfa, su corazón de luz clara realidad perfeccionada más allá del intelecto. 


Cuando su cuerpo se disolvió en la luz, sus arrugas desaparecieron, parecía un niño de ocho años con una tez hermosa. Después de una semana, cuando las personas se enteraron de su muerte, ejecutaron secretamente su puya de muerte para engañar a las autoridades, y en ese momento, aparecieron arco iris por dentro y por fuera, y un agradable aroma impregnaba el lugar. Su cuerpo disminuyó gradualmente en tamaño, y al final, logró Buda; ni siquiera sus uñas y cabello fueron dejados atrás. Era como un pájaro volando desde una roca: las personas cercanas no tienen idea de a dónde podría haberse ido '.



Maestro budista H.E. Dzogchen Khenpo Choga Rinpoche escribe sobre el paso de su maestro a un cuerpo de luz:

". . . mi precioso maestro Dzogchen Lama Karma Rinpoche falleció el 11 de noviembre de 2013. Ayer recibí noticias extraordinarias de mis amigos de Dharma en el área sagrada Dzogchen del Tíbet de que el cuerpo sagrado de mi amable maestro Lama Karma obviamente se ha reducido drásticamente en tamaño. El cuerpo de Lama Karma medía aproximadamente 175 cm de alto, pero dos semanas después de que falleció, su cuerpo sentado ahora se ha reducido a unos 20 cm, lo que significa que su cuerpo, incluido su esqueleto, se contrajo casi el 80%. 



Según el Dzogchen tantra, este tipo de exhibición milagrosa muestra que ha alcanzado el Cuerpo del Pequeño Arcoíris, que es una señal de que ha alcanzado el logro supremo del Buda en esta misma vida. 

Por favor, regocíjate profundamente en su dedicada práctica y realización de Dzogchen. Al hacerlo, acumulas un mérito inconmensurable. Si su cuerpo continúa encogiéndose y desaparece por completo, entonces este milagro se categorizará como Cuerpo de Luz o Cuerpo sin Átomo. Describiré estos diversos resultados milagrosos de la práctica de Dzogchen más adelante en este mensaje".

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall