jueves, enero 07, 2016

El planeta X ¿Donde esta Nibiru ahora?

Corría el año de 1983, el laboratorio espacial IRAS fue gran noticia cuando anunciaron que utilizando un satélite con tecnología infrarroja detectaron un “objeto desconocido... posiblemente tan grande como el planeta gigante de gas Júpiter y probablemente muy cerca del planeta Tierra que sería parte de este Sistema Solar”

Este misterio en el espacio se había detectado dos veces en seis meses, cerca de la constelación de Orión, y fue descrito por la IRAS como algo tan frío que no arrojaba ninguna luz, lo que explica por qué no había sido visto antes por los telescopios ópticos en la Tierra o en el espacio.



enigmas-conspiraciones-sol-nibiru-planeta-x

La IRAS incluso informo que el objeto parecía estar moviéndose hacia la Tierra. Esta observación astronómica se había realizado como parte de una empresa conjunta entre las agencias espaciales del gobierno de los EE.UU., Países Bajos y el Reino Unido.
 

El satélite con esta tecnología infrarroja había sido enviado al espacio para estudiar todo el cielo y documentar zonas en el espacio que no podían ser observadas a través de un telescopio óptico.
 

Con la revelación del objeto desconocido, parecía concebible que la búsqueda del elusivo y enigmático Planeta X hubiera terminado.
Ray T. Reynolds del Centro de Investigación Ames en California informó que estaban muy seguros de haber descubierto lo que ellos creían era el décimo planeta, no había duda.
 

Pero tan sólo cuatro años después, en 1987, la NASA anunció que sus dos naves espaciales Pioneer, que había explorado más allá de los planetas conocidos desde 1972, no habían podido encontrar ninguna evidencia que apoye la especulación de que el Planeta X estaba ahí fuera.
 

¿Qué le sucedió a este objeto desconocido del tamaño de Júpiter? ¿Podría haber sido el Planeta X y si es así, la NASA lo está ocultando? Existe evidencia de que el Planeta X se ha observado en los cielos durante siglos. Incluso antes del descubrimiento de Neptuno en 1846, los astrónomos creían que había dos planetas gigantes de nuestro sistema solar aún por descubrir.
 

En 1834, el astrónomo Peter Andreas Hansen confiaba en que un solo planeta por sí solo no podía explicar el movimiento aparentemente errático de la órbita de Urano. 

El matemático Urbain Le Verrier, fue capaz de utilizar las observaciones de la órbita de Urano para calcular con precisión la posición del hasta ahora desconocido Neptuno, sin necesidad de utilizar un telescopio.


segundo-sol-nibiru-enigmas-misterios

Cuando Neptuno fue descubierto sin embargo, se consideró demasiado pequeño para ser el único planeta que afectara a la órbita de Urano, y hasta la órbita de Neptuno parecía estar afectada por una fuerte fuerza gravitacional en el borde de nuestro sistema solar.
 

Después del descubrimiento de Neptuno, la caza del Planeta X aumento. En 1911 el astrónomo indio Venkatesh P. Ketakar creo la hipótesis de la posición de dos planetas desconocidos además de Neptuno, uno de los cuales fue descubierto más tarde, que fue Plutón, pero la existencia del segundo planeta nunca fue confirmada.

¿Podría ser posible que durante cientos de años, los científicos han conocido la posición del Planeta X, pero no lo habían podido observar porque era demasiado oscuro para ser visto a simple vista? ¿Fue esto lo que IRAS detecto? Si bien se prevé que el Planeta X se encuentre en el borde de nuestro sistema solar, las implicaciones de su existencia son mucho más misteriosas.
 

En 1984, el físico Richard A. Muller, utilizando registros fósiles, fue capaz de postular que las extinciones en masa no eran al azar, se producen regularmente cada 26 millones de años.
 

Sugirió que cada 26 millones de años una fuerza externa, como un gran planeta, pasa a través de la Nube de Oort, una fuente de cometas en el borde de nuestro sistema solar. Según Muller, esto hace que los cometas choquen violentamente con la Tierra trayendo la muerte y la destrucción.

Esta teoría se realizó a menos de un año después de que el IRAS vio el objeto desconocido.


¿Podría ser posible que el gobierno decidió encubrir la existencia del Planeta X para evitar el conocimiento de que habían encontrado el planeta que pondría fin a la humanidad?
 

A pesar del anuncio de la NASA en 1987 en el que destacan que no habían encontrado evidencia del Planeta X, John Anderson, del Laboratorio de Propulsión a Chorro, propuso que este no sería detectado por los satélites de la NASA porque este objeto extraño viaja en una órbita alargada casi en ángulo recto a las órbitas de los otros planetas. Tal órbita traería al planeta cerca del resto del Sistema Solar sólo cada 700 a 1.000 años.


enigmas-misterios-nibiru-planeta-x
Esta teoría se ve apoyada por el reciente descubrimiento de los planetas enanos, incluyendo Sedna, que tiene una órbita muy extrema, en la década de 1990, la sonda espacial Voyager 2 de la NASA parecía desmentir aún más la existencia del Planeta X. 

Las mediciones realizadas por la nave espacial encontraron que la órbita irregular de Urano se debió a una sobreestimación de la masa de Neptuno, pero algunos dicen que esto es una prueba más de encubrimiento de la NASA.

De hecho, a pesar de varios anuncios de la NASA, la especulación que rodea el Planeta X continúa.


En particular, el planeta misterioso que se ha relacionado con el cataclismo de Nibiru. En su libro El planeta 12, Zecharia Sitchin interpreta la antigua mitología sumeria para determinar que no es un planeta más allá de Neptuno que tiene una órbita que lo lleva dentro del sistema solar.


Basado libremente en la investigación de Sitchin, El cataclismo Nibiru se refiere a una colisión o cuasi colisión entre la Tierra y otro objeto planetario, que se prevé que ocurra a principios del siglo 21. ¿Podría ser este el objeto desconocido que la IRAS había detectado moviéndose hacia la Tierra? 


Una idea presentada por Nancy Lieder en 1995, predice que la fuerza de la gravedad del Planeta X sobre la Tierra causará un cambio catastrófico de los polos norte y sur, lo que llevara a la extinción de la humanidad.


Lieder afirma que los recientes desastres naturales, no son causados por el calentamiento global estos solo son una cubierta para la inminente llegada del Planeta X.
La existencia del Planeta X y la posibilidad de que podría exterminar la Tierra han alimentado numerosas teorías del fin del mundo.


Nancy Lieder dijo inicialmente que la fecha de colisión iba a ser el 15 de mayo 2003.


Un culto japonés llamado Wave Pana, basado en esta teoría, bloqueo carreteras y ríos en un pueblo de Japón, con manteles blancos, para protegerse. Cuando la fecha llegó y pasó Nancy Lieder afirmaba que la fecha real de la colisión real debía ser mantenida en secreto, pero la histeria estalló de nuevo cuando la teoría del Planeta X se mezcló con el supuesto apocalipsis maya del 2012.


Los creyentes de la conspiración del Planeta X acusan a la NASA de ocultar la evidencia de su existencia desde que se tuvo conocimiento de un "objeto desconocido" en dirección a la Tierra en el año 1983. 


Además de la NASA, Google también ha sido acusado de encubrir la existencia del Planeta X. 


nibiru-enigmas-misterios-2016
 
En 2008 se informó de que Google Sky, el sitio web de Google que permite ver objetos celestes, le faltaba un trozo de datos de cerca de la constelación de Orión, el lugar donde las IRAS habían detectado el objeto desconocido. 

En respuesta, un científico de Google dijo que los datos que faltan se deben a una falla en el software utilizado para reconstruir las imágenes juntas.

Si existe el Planeta X parece que la mayoría de nosotros no lo sabremos con seguridad hasta que sea demasiado tarde, pero de acuerdo a fuentes oficiales no tenemos nada de qué preocuparnos.



Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall