lunes, abril 23, 2018

Genio de 11 años: Puedo probar que DIOS existe y Stephen Hawking estaba equivocado

William Maillis ciertamente no es el chico promedio de 11 años de edad. Él está más allá de sus años en lo que respecta a la educación, la comprensión y la sabiduría, y está dedicando su vida a la idea de ser astrofísico y probar la existencia de Dios.




William no solo está soñando con convertirse en astrofísico algún día en un futuro lejano: ¡ya está en camino de convertirse en uno! William, oriundo de Pensilvania, se graduó de la escuela secundaria cuando solo tenía nueve años en mayo de 2016.

Después de asistir a clases de la universidad comunitaria se inscribió en la Universidad Carnegie Mellon el otoño pasado. Su padre, Peter, explica que el niño decía oraciones completas cuando solo tenía siete meses. A los 21 meses sabia sumar, y a los dos años estaba haciendo multiplicaciones.



A los cuatro años estaba aprendiendo álgebra, lenguaje de señas y cómo leer griego. Leyó un libro de texto de geometría completo de 209 páginas en una noche cuando tenía cinco años, y cuando despertó, fue capaz de resolver problemas de circunferencia sin dificultad. Verdaderamente un niño dotado.

Una fuerte creencia en Dios inspiró el objetivo de William de convertirse en astrofísico. El niño no está de acuerdo con algunos elementos de las teorías de Einstein y Hawking con respecto a los agujeros negros y ha comenzado a desarrollar sus propias ideas sobre cómo y por qué existe el universo. 


Su padre, Peter, es un sacerdote ortodoxo griego, lo ha criado para tener una gran comprensión de la fe y Dios. Ahora, él quiere compartir esa visión con los demás y demostrar que una fuerza externa (Dios) es lo único que podría haber creado el universo.





Stephen Hawking, quien falleció a la edad de 76 años, tenía creencias extremadamente contrastadas a lo que cree la familia del chico.

Hawking dijo una vez:


"Antes de entender la ciencia, era natural creer que Dios creó el universo, pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir con 'conoceríamos la mente de Dios' es que sabríamos todo lo que Dios sabría si hubiera un Dios, pero no es así. Soy ateo."



William está decidido a defender su fe y demostrar que Hawking está equivocado. Esto es lo que tiene que decir en respuesta:



"Bueno, porque hay estos ateos que intentan decir que no hay Dios, cuando en realidad se necesita más fe para creer que no hay Dios que para creer que hay un Dios ... Porque tiene más sentido que algo haya creado el universo que el universo se creó a sí mismo. 



Se necesita más fe para decir que el universo se creó a sí mismo que para decir algo que otro creó el universo porque eso es más lógico.



¡Este joven va a lugares, y su comprensión de la apologética es impresionante para su edad!


Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall