lunes, junio 11, 2018

Las mujeres son más propensas a sobrevivir al apocalipsis, según un nuevo estudio

Las mujeres son mejores sobrevivientes que los hombres, especialmente en tiempos de crisis.



Es bien sabido que las mujeres generalmente tienen una esperanza de vida más larga que los hombres. Lo que no se sabía hasta que se realizó un estudio reciente es que las mujeres también son mejores para sobrevivir que los hombres, incluso más en tiempos de crisis.

Según Live Science, un estudio confirmo que las mujeres son mejores para sobrevivir cuando las cosas se ponen difíciles. La autora principal, Virginia Zarulli, reveló que el estudio se centró en analizar las expectativas de vida a lo largo del tiempo. Mostró que, en general, las mujeres vivían más que los hombres cuando se encontraban en condiciones difíciles. 


Cuando hablamos de condiciones duras, incluyeron sobrevivir a epidemias y hambrunas, entre otros.

Zarulli llamó a las mujeres "campeonas de expectativa de vida" y admitió no saber por qué son campeonas, pero los investigadores pensaron que las razones biológicas desempeñaban un papel. Otros factores que ayudan a las mujeres a sobrevivir mejor en tiempos de adversidad incluyen el comportamiento junto con los factores ambientales.

Mientras que las mujeres generalmente sobreviven a los hombres, Zarulli dijo que no había mucha evidencia del pasado que respaldara una ventaja de supervivencia si las condiciones eran altamente amenazantes para la vida. Esta fue la razón principal por la cual el equipo estableció un estudio, para investigar situaciones y descubrir si podían explicar las diferencias gracias a factores ambientales o biológicos.



Como parte del estudio, los investigadores analizaron datos de siete poblaciones que habían experimentado dificultades extremas, que los historiadores recolectaron entre 1772 y 1939. Los investigadores estaban interesados en observar las tasas de mortalidad junto con la esperanza de vida de los grupos que enfrentaban esclavitud e inanición durante 1845 hasta 1849, que era cuando la enfermedad y la esclavitud estaban presentes durante la hambruna irlandesa de la papa. 

También analizaron datos que involucraban una epidemia de sarampión en 1845 a 1849 en Islandia a comienzos del siglo XIX.

Durante tiempos difíciles como estos, las personas en los siete grupos tenían una expectativa de vida muy baja, con una esperanza de vida general de alrededor de los 20 años.

Los investigadores concluyeron que las mujeres sobrevivieron más tiempo que los hombres en todos los siete grupos. Zarulli dijo: "El estudio encontró que las mujeres sobrevivían a los hombres entre seis meses y cuatro años, en promedio".


La hambruna irlandesa de la papa

El estudio mostró que, mientras se producía la hambruna irlandesa de la papa, las mujeres generalmente vivían alrededor de los 22.4 años y los hombres alrededor de los 18.7 años. Antes de que comenzara la hambruna, la esperanza de vida de ambos había sido de aproximadamente 38 años, por lo que había una diferencia notable. 

En Islandia, cuando se producía la epidemia de sarampión, las mujeres vivían alrededor de los 18,8 años, los hombres cerca de 16,7 años. Antes del comienzo de la epidemia, la esperanza de vida era de aproximadamente 44 años para las mujeres y 38 años para los hombres.

Lo sorprendente de los resultados de los datos fue que la mayoría de las ventajas para la esperanza de vida en las mujeres eran las diferencias en la mortalidad infantil. Las bebés eran mejores sobreviviendo a las duras condiciones que los niños. Zarulli dijo: "Aunque la mortalidad infantil tiende a ser más alta para los niños que para las niñas en condiciones normales, fue muy sorprendente encontrar una diferencia tan notable a favor de las niñas durante las crisis".




Los investigadores afirmaron que la razón por la que el resultado los sorprendió tanto fue que los datos tomados de la historia revelaron que los padres preferían a los bebés varones más que a las niñas. Zarulli continuó diciendo, "Así que es aún más notable que, a pesar de una discriminación potencial contra ellos, las niñas sobrevivieron más que los niños". El punto importante a tener en cuenta es que, si hubiera preferencia por los niños sobre las niñas, los padres podrían haber estado más inclinados a recibir tratamiento para un bebé que una niña si estuvieran enfermos, o si se les ofreciera más alimentos si la comida escaseaba.

Zarulli notó que, en términos de ventaja de supervivencia femenina, los factores biológicos podrían haber jugado un papel. Los factores biológicos fueron la explicación más probable, ya que todos los bebés, niños y niñas tenían que vivir en las mismas condiciones ambientales. 


Las hormonas junto con la genética son dos factores biológicos que probablemente hayan desempeñado un papel, siendo el estrógeno el más prominente en las niñas. El estrógeno ayuda a estimular el sistema inmunológico, mientras que los bebés varones pueden haber tenido su sistema inmunológico suprimido a través de la testosterona.

Zarulli dijo, "niveles más altos de testosterona también pueden causar comportamientos más imprudentes en los hombres, lo que a su vez podría aumentar el riesgo de muertes accidentales o violentas, reduciendo la esperanza de vida promedio para los hombres". Sin embargo, esto no sería aplicable para bebés y tasas de mortalidad en lactantes.

Zarulli concluyó diciendo: "Las ventajas de la supervivencia femenina tienen profundas raíces biológicas, pero el papel de la cultura, la sociedad y el comportamiento también es muy importante".

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall