martes, mayo 15, 2018

El supresor del dolor más fuerte de la naturaleza probablemente está creciendo en su patio

El supresor del dolor más fuerte de la naturaleza probablemente está creciendo en su patio trasero, y es más eficaz que la morfina.



Todo el mundo necesita algo que los ayude a superar los dolores causados por las lesiones y la enfermedad, sin embargo, muchos de los medicamentos que se venden en las farmacias están llenos de productos químicos peligrosos.

Uno de los mejores analgésicos naturales es la lechuga silvestre o cardo de leche (Lactuca virosa). Si bien no es tan conocido como debería ser, ¡probablemente ya esté creciendo tu patio trasero! 


La lechuga silvestre se conoce desde hace siglos en la comunidad de remedios naturales y medicina alternativa. Algunas personas lo han llamado históricamente "Opio del pobre".





El Dr. Mercola tuvo una gran explicación de los beneficios de la lechuga silvestre:

"Si has sufrido ansiedad, dolores de cabeza o dolores musculares o en las articulaciones, es posible que ya estés familiarizado con la lechuga silvestre. También es eficaz para calmar la inquietud y reducir la ansiedad, e incluso para calmar el síndrome de piernas inquietas., toma de 30 a 120 miligramos antes de acostarse ".

Hay una gran cantidad de experiencias del mundo real para demostrar que la lechuga silvestre es efectiva en el tratamiento de una gran cantidad de dolencias. Puede ayudar con cualquier cosa, desde dolores musculares y articulares hasta tosferina. 


En el libro "A Modern Herbal, Volume 2", se menciona que el Dr. Collins declaró que 23 de 24 casos de hidropesía se curaron tomando dosis de 18 gramos de extracto en 24 horas". Mucha gente lo usa como un medio para tratar el insomnio también.



Dicho esto, es necesario, por supuesto, tener cuidado al ingerir cualquier tipo de medicamento. Al principio uno debe probarlo lentamente y ver cómo responde el cuerpo. 


Los analgésicos recetados tienen efectos secundarios terribles bien conocidos, y optar por esta alternativa natural puede ser una mejor opción para muchas personas. La lechuga silvestre puede ayudar en muchos casos porque tiene un efecto adormecedor muy parecido al de los opiáceos, aunque sin el riesgo de la adicción.

Para usar lechugas silvestres, uno simplemente encuentra algunas y toma la sustancia lechosa blanca desde adentro. Esto se usa como se muestra en el siguiente video:




Por supuesto, esto plantea la pregunta de por qué esta gran cura natural no es más ampliamente conocida. 

La respuesta, como era de esperar, es la industria farmacéutica. Cuando algo es tan fácil de localizar y utilizar como la lechuga silvestre, las compañías no tienen forma de sacar dinero. Las píldoras, por otro lado, son muy rentables para las corporaciones, al igual que las adicciones a las que a menudo conducen.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall