martes, enero 21, 2014

El dinero no da la felicidad

Si crees que conseguir dinero es lo más importante, te pasarás la vida perdiendo por completo tu tiempo.

¿No es interesante cómo muchos de nosotros vamos tras el dinero pensando que el dinero nos va a resolver todos nuestros problemas?

dinero felicidad

Queremos dinero, porque creemos que el dinero nos dará una sensación de seguridad, que nos ayudara a conseguir todas las cosas que queremos, que nos hará felices.

Pero, ¿es eso realmente cierto? ¿Es el dinero realmente la respuesta? estamos entendiendo mal.

El dinero no es igual a la felicidad.

El dinero no garantiza la felicidad a largo plazo a menos que tu dinero sea resultado de hacer las cosas que te apasionan.

Puedes tener todo el dinero del mundo, pero si no eres apasionado de tu trabajo y si no estás en paz contigo mismo y el mundo que te rodea, lo más probable es que no serás feliz, no importa cuánto dinero tengas.

En realidad no se trata del dinero. No queremos el dinero por el simple hecho de tenerlo. Queremos dinero porque suponemos que el dinero nos dará la libertad para hacer todas las cosas que queremos hacer y que al hacer estas cosas vamos a lograr la felicidad.

La verdadera felicidad viene de la creación de trabajo que importa. Viene de trabajar con amor y verter ese amor en todo lo que haces.

El Profeta Kahlil Gibran dijo una vez: "El trabajo es amor hecho visible. Y si no puedes trabajar con amor sino con disgusto, es mejor que dejes tu trabajo y te sientes a la puerta del templo y tomes limosnas de los que trabajan con alegría. Porque si haces pan con indiferencia, haces pan amargo que alimenta la mitad del hambre del hombre. Y si haces de mala gana el machacamiento de las uvas, tu resentimiento destila un veneno en el vino. Y si cantas aunque como los ángeles, y no amas el canto, amortiguas los oídos del hombre a las voces del día y las voces de la noche" 

Si no tienes la pasión, si no te gusta tu trabajo y si no hay sentido en lo que haces, no vas a encontrar satisfacción, no encontrarás la felicidad.

No importa la cantidad de dinero que te gastes y no importa cuántas cosas lujosas y caras compres, no estarás en paz, no encontrarás la alegría.

Puedes ser feliz por un tiempo, pero con el tiempo vuelves a tu estado inicial de ser.

En realidad no se trata del dinero. Tu alma necesita expresarse en forma poderosa y creativa. Tu alma anhela un fin, anhela significado.

Tu alma quiere crear un trabajo hermoso, impactante e inspirador y quiere compartir este trabajo con el resto del mundo.

Tu alma tiene poder creativo y quiere que uses este poder para hacer tu vida una obra de arte y no desperdiciarla persiguiendo dinero. Tienes mucha más imaginación de la que podrías pensar.

"La razón por la que tenemos pobreza es que no tenemos imaginación. Hay un gran número de personas que acumulan lo que piensan y es una enorme riqueza, pero es sólo dinero ... no saben cómo disfrutar de ella, porque no tienen imaginación " .- Alan Watts

Al centrarte en hacer las cosas que te gusta hacer y de trabajar con pasión y dedicación, pronto descubrirás que el dinero es un subproducto de lo que amas.

Eso es todo lo que hay que saber sobre el dinero. Es así de simple, pero tan complicado.

El dinero no es el poder y los que miran el dinero desde esta perspectiva no tienen idea de lo que el poder real se trata.

El verdadero poder no viene de fuera de ti, no proviene de la cantidad de dinero que haces y la cantidad de gente que controla tu dinero.

El verdadero poder viene de dentro, no de fuera y este tipo de poder nunca te puede ser quitado, a menos que tu mismo te rindas ante él.

Nunca permitas que el dinero se convierta en la razón de tu existencia. Vuelve a ti mismo. Concéntrate en las cosas que te gustan.

Escucha cuando habla tu alma. Sigue a tu corazón.

Recuerda siempre que el dinero es un subproducto de hacer lo que amas y cuanto más valor le proporcionas, más dinero vendrá a ti.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall