viernes, septiembre 23, 2016

La leyenda de la isla de las muñecas

Justo al sur de la Ciudad de México, en lo profundo de la antigua red de canales aztecas y entre chinampas, se encuentra una isla misteriosa. Esta isla aterroriza y cautiva a todos los que la visitan.

Conocida como Isla de las Muñecas, es famosa por haber sido cubierta por más de 1.500 muñecas de todos tamaños. Estas muñecas se rumorea, son mucho más siniestras de lo que parecen.




La isla en sí está supuestamente está habitada por espíritus que deambulaban por los canales y chinampas. Muchos creen que los propios muñecos están poseídos.


Las personas afirman haber visto muñecas moverse por su propia voluntad, reír, e incluso susurrar entre sí. 


¿Está la isla de las muñecas maldita? Desde hace más de 50 años, Don Julián Santana Barrera era el cuidador de la famosa Isla de las Muñecas.
 

En la década de 1950, Barrera se encontró con el cuerpo de una niña que murió ahogada en los canales que rodean la isla.

Varias semanas después, Barrera también encontró una muñeca flotando en las aguas turbias.


Suponiendo que pertenecía a la chica, la colgó de un árbol como una forma de honrar a la niña.


Barrera estuvo tan afectado por la muerte de la chica que seguía encontrando muñecos en los canales y los colgaba alrededor de la isla.


Incluso intercambiaba verduras que el producía en sus chinampas por más muñecas para dedicar a la niña.


La leyenda local dice que Barrera realmente recogía las muñecas para apaciguar el espíritu de la chica, que continuó a vagando por toda la isla.


Otros argumentan que estaba poseído por una fuerza invisible que le hacía obsesivamente recoger las muñecas.


Lo que, es más, en 2001, Barrera fue descubierto por su sobrino Anastasio, boca abajo en los canales, muerto de un aparente ataque al corazón.
Fue descubierto exactamente en el mismo punto que la chica murió ahogada 50 años antes.


Psíquicos, así como leyendas populares locales afirman que las aguas alrededor de la Isla de las Muñecas, están llenos de espíritus con historias oscuras.
Durante la Revolución Mexicana, muchos rebeldes murieron y fueron arrojados a los canales.




Otras historias dicen que las aguas son el hogar de sirenas, si leíste bien, sirenas.


Anastasio cree que fue una sirena la que realmente mató a su tío, Barrera a menudo comentaba que los espirituales en las aguas le hablaban y le decían que se uniera a ellos.


Psíquicos creen que estas sirenas son en realidad espíritus malignos, y que fueron responsables de la muerte de la niña. Otras leyendas hablan de la misteriosa La Llorona, o la mujer que llora, que ronda los antiguos cursos de agua.




Cuenta una de tantas leyendas, que, en 1521, una esclava mexicana llamada La Malinche dio a luz a dos niños gemelos, engendrados por el Conquistador español, Hernán Cortés.


Sin embargo, sólo un año más tarde, una mujer española sedujo Cortés y dejó a La Malinche.


Esta rezó por consejo de los dioses, según la leyenda ellos le dijeron que si Cortés tomaba a uno de sus hijos, destruiría completamente al pueblo de México.


Para proteger a sus compatriotas, La Malinche tomó un cuchillo y mató a sus hijos en las Chimpanas.




A día de hoy, hay informes de La Llorona frecuenta las aguas alrededor de la Isla de las Muñecas, y clama por sus hijos muertos.


Según el diario Daily Mail, Barrera escuchaba con frecuencia los gritos atormentados de una mujer y el sonido de pasos apresurados a lo largo de toda la isla.


Sin embargo, no hay informes de que la niña que aseguran se ahogó ahí existiese.


Esta confusión ha llevado a muchos a pensar que la Isla de las Muñecas es simplemente una novedad en lugar de una isla encantada.
ABC informa de que Barrera simplemente cree que las muñecas estaban poseídas y recolectaba más de apaciguar a los "espíritus" y protegerse a sí mismo.




Ahora que los turistas acuden a la isla, también traen muñecas para unirlas a las ya cuelgan de los árboles.


Cabe señalar que no todos los locales creen que la isla está maldita, simplemente se refieren a ella como 'encantada'.


La misteriosa vida de aislamiento de Barrera ha llevado a muchos a creer que se volvió loco en la Isla de las Muñecas.


Nunca sabremos si Barrera sufría de delirios, o si en realidad estaba protegiéndose a sí mismo y a los demás de los espíritus dañinos que se dice habitan en las aguas.




La isla es ahora una atracción turística a cargo de la familia de Barrera.


El primo de Barrera afirma que, a pesar de los visitantes, el espíritu de la niña ahogada todavía vaga por la isla, por lo que las muñecas no se pueden quitar.
Puede que sólo sea una trampa para turistas, o puede realmente ser una guarida sobrenatural siniestra.


En cualquier caso, estas muñecas espeluznantes todavía tienen el poder para aterrorizar incluso a la más valiente de las almas.



Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall