martes, noviembre 10, 2015

Cráneos misteriosos en la historia de la humanidad

La arqueología ha descubierto cosas brillantes sobre nuestro pasado, sin embargo entre los enigmas y misterios que cubren nuestro mundo solo hemos arañado ligeramente el suelo. 

La Tierra tiene muchos secretos, sin embargo de vez en cuando se hacen descubrimientos de primer nivel y los cráneos que te presentaremos a continuación son la prueba.

Enigmas-misterios-craneos-demonios


Estos cráneos inusuales fueron desenterrados en una excavación de lo que parece ser un túmulo funerario cerca del Condado Bradford, Pennsylvania a principios del 1800. 


Los 3 investigadores que supervisaban las excavaciones quedaron perplejos cuando, en lugar de esqueletos de tribus americanas locales del siglo XIII, el túmulo desvelo cráneos con aspectos de demonio.

Además de los cuernos en desarrollo de la frente, los esqueletos tenían otra función interesante: median mas de tres metros de altura!

¿Podrían esos esqueletos ser los restos de una tribu de gigantes que habitaron Norteamérica hace miles de años? 

Algunos han tratado de enlazar este descubrimiento a la misteriosa civilización constructora de montículos gigantescos desde tiempos prehistóricos. 

Estos montículos son una serie de estructuras megalíticas que son atribuidas a esta civilización esquiva y algunos investigadores apuntan hacia los gigantes o Nephilim.


Extraterrestre-paracas-craneos-enigmas


Estos cráneos extrañamente formados infligieron un gran revuelo desde su descubrimiento en 1928. 

Los mas de trescientos cráneos se han fechado en más de 3.000 años antigüedad y algunos investigadores consideran que este descubrimiento merece un oficio dentro de los paradigmas antropológicos.

Mientras que muchas culturas practicaban la elongación de la cabeza con fines religiosos, estos cráneos parecen tener una historia única.

¿Cómo podemos ofrecer una explicación para el hecho de que los cráneos de Paracas son un 25% más grande y 60% más pesados ​​que los cráneos humanos ordinarios?

En un intento de arrojar algo de luz en este enigma, un estudio de evaluaciones de ADN fueron organizadas por el director del Museo de Paracas. 

Las muestras de los poros y fragmentos de piel,  cabello, esmalte y huesos estos fueron puestos a prueba en un laboratorio avanzado de genética para el análisis y los resultados han sido fantásticos.

Porque parece, los cráneos pertenecían a un familiar totalmente alejado del Homo sapiens. El ADN mitocondrial tiene mutaciones que no han sido observados en otro pueblo o tribu del mundo.




Este cráneo fue descubierto en una mina cerca de Chihuahua, México, en los años treinta.

Se mantuvo en el círculo de familiares del dueño de la mina y era mostrado solo como simple curiosidad.

En 1999, Lloyd Pye paranormalista se les dio autorización para estudiar el cráneo, alegando que este era la evidencia de cruce entre la gente y los extraterrestres. 

Pye llamó al cráneo, Starchild, creyendo que su madre había sido un hermoso humano mientras que su padre se había originado en algún lugar entre las estrellas.

El cráneo pertenecía a un chico de cinco años que murió cerca de mil años en el pasado. Algunos investigadores informaron que el cráneo se deformo debido a una condición llamada hidrocefalia pero Pye afirma que en evaluación ADN no confirmó este sufrimiento en el pequeño. 

El ADN también registro tantas diferencias genéticas entre el niño Starchild y los humanos ordinarios que se toma en consideración que es una entidad totalmente única. Su cavidad craneal es 30% mayor que el de un niño normal.

A pesar de ser más delgado, los huesos cráneo son verdaderamente más potentes, debido a la presencia de fibras inusuales en parte de su estructura, por cierto característica impresionante.

 

Alien-bulgaria-craneos-enigmas


Esta fascinante reliquia fue descubierta dentro de las montañas Ródope en Bulgaria por medio de un hombre que afirmó haber adquirido la ubicación del mismo en un sueño, de acuerdo con su relato, 5 humanoides en trajes amarillos le confirmaron el lugar donde debía cavar. Prestando atención a su llamada, la persona observo este cráneo, enterrado junto a un objeto elíptico de acero.

El cráneo es tan pequeño como el de un bebé humano sin embargo suficiente lleno de misterio. Es más delgado y más ligero que el hueso humano, con un peso más práctico (250 gramos) y tiene seis cavidades, lo que indica una amplia variedad poco común de ojos o de órganos sensoriales quizá exclusivos.

El director del Museo de Paleontología de Asenovgrad lo estudio y afirmó que no se asemeja a nada de lo que ha visto nunca.

Las teorías sobre su apariencia tal vez sean de un experimento genético mal logrado inesperadamente por alienígena pero parece que sólo nos quedaremos con la especulación, porque el cráneo ha desaparecido.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall