viernes, febrero 06, 2015

El enigma de las Supernovas

Las estrellas más brillantes del universo son también las que brillan durante los tiempos más cortos.

Una estrella masiva que libera un torrente de luz gasta tan rápido su hidrógeno que sólo vive algunos millones de años, comparados con los 10 mil millones de nuestro Sol, una estrella mucho más pequeña.

Supernova

Esto se debe a que una estrella masiva tiene tanta masa que requiere de mucha más energía para evitar su colapso gravitacional, de manera que tiene que gastarse el hidrógeno mucho más rápidamente.

Cuando el hidrógeno se ha agotado, el núcleo de la estrella se contrae un poco y la temperatura aumenta lo suficiente como para que la estrella, en rápida sucesión, comience a fusionar el helio, lo cual resulta en carbono.

A medida que la temperatura sigue aumentando, el carbono se fusiona y genera neón, luego oxígeno y luego silicio, creando cascarones de estos elementos
hasta que el núcleo sólo contiene hierro).

En este punto, la estrella ya no puede procesar el hierro, la producción de energía se detiene de golpe y la estrella colapsa abruptamente.

En cuestión de segundos, las capas externas de la estrella en pleno colapso rebotan al golpear el núcleo, que está brutalmente comprimido.

La onda de choque producida por este rebote desbarata por completo a la estrella en
una catastrófica explosión de supernova, que puede producir más energía en un solo segundo que el Sol en toda su vida.

Es tan brillante que se puede ver desde todo el universo. Los astrónomos descubren supernovas con cierta regularidad en otras galaxias, pero la última que explotó en la nuestra lo hizo en 1604.

Los restos de esta (literalmente) astronómica explosión se convierten en un remanente gaseoso de supernova y, al igual que una nebulosa planetaria, se dispersan en el espacio.

El remanente más famoso de supernova es la Nebulosa del Cangrejo, en la constelación de Tauro; es lo que quedó de una supernova ocurrida en el año 1094 a.C.

8x10.ai

En tanto, el núcleo ha sido tan comprimido que los protones positivos y los electrones negativos se pegan y producen neutrones sin carga (una estrella de neutrones que sólo tiene unos 10 km de diámetro).

En los casos más extremos, con las estrellas más masivas, el núcleo puede
comprimirse aún más y convertirse en un hoyo negro, devorando planetas, algunas estrellas cercanas y la propia luz en el proceso.

Agujero-negro

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall