viernes, agosto 15, 2014

Civilizaciones extraterrestres Tipo III

En cuanto a la carrera tecnológica, los seres humanos somos pesos welter en comparación con civilizaciones extraterrestres hipotéticas que podrían, concebiblemente, habitar una galaxia entera.

Pero si existen estos extraterrestres muy avanzados, ¿cómo podría nuestra actual (y francamente, magra) tecnología detectarlos?

La respuesta podría estar en la búsqueda de residuos galácticos (el calor residual para ser precisos) que tan grandes civilizaciones generarían.

Lo que es más, puede que ya tengamos algunos datos de observación para comenzar una búsqueda detallada en el Cosmos.

paradoja de fermi

En un nuevo estudio aceptado para su publicación en The Astrophysical Journal, un equipo de astrónomos liderados por Jason Wright, del Centro de Exoplanetas y Mundos Habitables de la Universidad Penn State, aboga por el uso de datos de la encuesta que hacen los telescopios de la NASA, el Infrared Survey Explorer (WISE ) y Spitzer para identificar inteligencias extraterrestres avanzadas que han utilizado plenamente toda la energía de una estrella o incluso de sus galaxias anfitrionas.

La propuesta llamada, simplemente, G-HAT buscaría la radiación en las longitudes de onda del infrarrojo medio (MIR)

Los astrónomos que apoyan al G-HAT abogan porque los datos de WISE se encuentren a disposición del público y estos ayuden a encontrar galaxias que generan cantidades excesivas de radiación MIR.

Esta radiación podría estar asociada con el calor residual de las civilizaciones extraterrestres que convierten energía estelar en un recurso energético.

Independientemente de lo avanzados que sean, este calor residual será inevitable.

Los investigadores se centran en las civilizaciones Kardashev Tipo III. Propuesta en 1964 por el astrónomo soviético Nikolai Kardashev, la escala Kardashev refiere a la sofisticación tecnológica de una civilización es en base a la cantidad de energía que es capaz de recoger.

Cuanta más energía recoja, mayor será el alcance y el avance de la tecnología.

La humanidad no es ni siquiera una civilización de Tipo I, ya que no hemos aprovechado plenamente la energía que se suministra a la superficie de la Tierra por el Sol (algunas estimaciones sugieren que podemos alcanzar ser de tipo I en 100-200 años)

Las civilizaciones alienígenas Tipo II se han expandido más allá de su planeta natal para convertirse en dueños de su sistema estelar, utilizando toda la energía disponible de su estrella, usándola como una central eléctrica por su destreza tecnológica en expansión.

Una tecnología hipotética que podría lograr esta hazaña es el de una Esfera Dyson (una enorme concha, o sistema de anillos)  que envuelva a una estrella, alimentándose de toda su energía de radiación y convertirla en un recurso de energía útil.

Las civilizaciones Tipo III tratarían de aprovechar la energía total de su galaxia, saltando del sistema estelar, dominarían por completo el uso de tecnologías para el viaje interestelar.

Si existen inteligencias extraterrestres espaciales (IEE), capaces de colonizar otras estrellas de su galaxia en la Vía Láctea o en otra galaxia, encontramos ... que su galaxia puede ser totalmente colonizada en la escala de tiempo de una rotación galáctica (es decir, significativamente inferior a la edad de la galaxia).


Pero independientemente de lo avanzados que estas civilizaciones se conviertan,  seguirán siendo esclavas de la física.

La energía ni se crea ni se destruye, sólo se puede convertir en otras formas de energía.

Por ejemplo, una celda solar convierte la energía radiante del sol y la convierte en energía eléctrica que puede ser utilizada por nuestra tecnología.

Pero el sistema también convierte la energía radiante y eléctrica en energía residual no tan útil.

¿La exacerbación de la Paradoja de Fermi?


Utilizando los datos de WISE, los investigadores han realizado un conteo preliminar para las galaxias aptas para entrar al programa G-HAT y ver si generan cantidades excesivas de radiación MIR.

Pero volvieron con las manos vacías, lo que puede, en un primer instante, sólo exacerbar la Paradoja de Fermi

Este primer resultado nulo no demuestra que no existen civilizaciones Tipo III, simplemente coloca un límite inferior de la cantidad que estas civilizaciones avanzadas pudieran poblar las galaxias cercanas ... o ilustra una limitación de nuestras capacidades instrumentales.

Para mejorar en este resultado, es necesario realizar más análisis de datos de encuestas.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall