jueves, enero 23, 2014

Descubren agua en Ceres

Encontrar agua es una gran acontecimiento en la Tierra y una proeza aun mayor encontrarla en otros lugares del universo.

El producto químico no es sólo vital para sostener la vida tal como la conocemos,  también es una pista importante que puede revelar secretos sobre el pasado de un objeto.

Los astrónomos siempre habían estado buscando en un lugar en particular, el cinturón de asteroides que se encuentra entre las orbitas de Marte y Júpiter y parece que por fin encontraron el vital liquido en Ceres, uno de los cuerpos más enigmáticos del cinturón de asteroides.

Ceres ha estado en las noticias, de vez en cuando, desde su descubrimiento en 1801.

Inicialmente considerado un nuevo planeta, fue degradado poco después de su descubrimiento (al igual que Plutón) a la condición de planeta enano.

Del tamaño de Texas y empequeñecido por la Luna y por Plutón, Ceres sigue siendo algo muy importante :  contiene una cuarta parte de toda la masa del cinturón de asteroides.

Los astrónomos habían encontrado evidencia que sugería que Ceres tenía agua  y habían sospechado durante mucho tiempo que estaba formado por un manto helado que rodea un núcleo rocoso. Sin embargo, un artículo en Nature publicado el día de hoy lo muestra de manera concluyente, por primera vez, hay observaciones reales de agua en el planeta enano.

En concreto, los autores del articulo utilizaron el Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea para estudiar Ceres, donde detectaron dos fuentes de vapor de agua que arrojan cerca de 6 kilogramos de agua en el espacio por segundo.

zx

Puesto que hay dos fuentes, indica que la presencia de agua es un fenómeno más permanente y no sólo el resultado temporal de algo así como un impacto reciente con un cuerpo helado.

Los autores sugieren que el vapor de agua puede tener dos causas: la sublimación directa de hielo de agua expuesto en vapor, similar al comportamiento de un cometa, o crio- vulcanismo, donde géiseres o volcanes de hielo directamente expulsan materia hacia el espacio.

Esta confirmación de que el asteroide realmente tiene reservas de agua ( posiblemente rivalizando con la cantidad de agua dulce en la Tierra) también sugiere que Ceres se formó más lejos del Sol de donde actualmente reside.

Hace tiempo los astrónomos consideraban a los asteroides y los cometes como objetos disímiles : los asteroides eran cuerpos rocosos secos entre Marte y Júpiter y los cometas eran objetos de hielo ubicados más allá de Neptuno. Pero los descubrimientos recientes han mostrado para ser más parecidos de lo que pensábamos, lo que sugiere que tal vez tienen orígenes y estructuras en común.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall