jueves, diciembre 05, 2013

¿Pirámides en Europa?

En octubre de 2005 el contratista aficionado a la arqueología Semir Osmanagic afirmó que un conjunto de colinas naturales en la región central de Bosnia y Herzegovina, cerca del pueblo de Visoko, al noroeste de Sarajevo, era en realidad una serie de pirámides, las de mayores dimensiones que se conocen en el mundo.

Semir Osmanagic aseguró haber descubierto un sistema de túneles y bloques de piedra de factura humana y sostuvo que las obras habían sido realizadas por los mismos constructores que hicieron las pirámides egipcias y las de la zona maya.

El supuesto investigador llamó a la colina de Visocica la 'Pirámide del Sol' y determinó que otras colinas cercanas eran la 'Pirámide de la Luna', la 'Pirámide del Dragón Bosnio', la 'Pirámide de la Tierra' y la 'Pirámide del Amor’.

Bosnian-Pyramid

Semir Osmanagic aseguró que fueron construidas entre los años 25000 y 12000 a. C. por los ilirios, un pueblo indoeuropeo que habitó los Balcanes.

Un año más tarde reunió a un grupo de voluntarios e inició por su cuenta las excavaciones que transformaron la colina hasta darle la forma de una pirámide maya escalonada aunque no ofreció pruebas firmes de su teoría.

Su presunto hallazgo causó sensación entre algunos medios, sin embargo expertos científicos concluyeron, tras analizar el sitio y repasar su historia, que las colinas eran formaciones naturales, sin evidencia de construcción humana.

Un grupo de arqueólogos europeos suscribió una declaración conjunta de acuerdo con la cual todo ese trabajo era "una cruel estafa que no halla lugar en el mundo de la genuina ciencia".

En general acusaron a Osmanagic de promover nociones pseudocientíficas y dañar con sus excavaciones sitios con verdadero valor arqueológico.

Una de las críticas más serias fue la de Curtís Runnels, especialista en la prehistoria de Grecia y los Balcanes, de la Universidad de Boston, quien explicó que en la época propuesta para la construcción, los Balcanes se encontraban bloqueados en un periodo glacial, y que sus únicos habitantes fueron cazadores y recolectores del Paleolítico Superior quienes sólo dejaron a su paso campamentos al aire libre y vestigios de ocupación de cuevas: herramientas de piedra, restos de fogatas y desechos de plantas y animales que consumían como alimento.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall