miércoles, mayo 02, 2018

Glifosato ligado al cáncer descubierto en CADA alimento probado, excepto brócoli

Altos niveles de un posible químico cancerígeno que se encuentra en los alimentos, pero la FDA de los Estados Unidos insiste en que es seguro.


El herbicida glifosato ampliamente utilizado en las comunidades agrícolas es el ingrediente más importante de la empresa Monsanto. Se comercializa como menos tóxico que otros herbicidas, y más seguro para los seres humanos y los animales cuando se utiliza en la producción de alimentos para exterminar a las malas hierbas que perturban los cultivos. 


Este agroquímico elimina la capacidad de crecer de las hierbas malas.




Eventualmente, mata la planta. Si bien esto es lo que se desea de un herbicida, el uso de estos químicos ha sido un motivo de controversia durante algún tiempo. El glifosato no es el tipo de líquido que finalmente se evapora, y por lo tanto los residuos tienden a permanecer latentes, y en las plantas. 


Si bien las autoridades de salud continúan asegurando de que no es muy tóxico, los efectos secundarios se enumeran como quemaduras en la garganta, vómitos y, a veces, la muerte si es que se ingiere.




Otras pruebas realizadas sobre el herbicida descubrieron que causaba cáncer en animales en dosis altas, particularmente el linfoma de Hodgkin, pero las pruebas no han anunciado nada más que argumentos sobre sus implicaciones.
El único alimento que no contenía glifosato parecía ser brócoli

En los EE. UU., un miembro de la FDA, Richard Thomson, realizó pruebas en alimentos para el hogar, como galletas y cereales. 




Encontró niveles de glifosato en la comida más altos de lo esperado e informó sus hallazgos a su oficina. El brócoli fue el único producto natural probado que no contenía nada.

Se ha revelado que otro químico de la FDA, algo llamado Narong Chamkasem, también se encontró por encima del límite legal de glifosato en el maíz en el que se había estado probando. Una carta a la EPA determinó que debido a que el maíz no era una "muestra oficial", los resultados no tuvieron consecuencias. 


Cabe destacar que el proyecto de prueba de Chamkasem se cerró rápidamente y fue trasladado a otro lugar.



En 2015, la Organización Mundial de la Salud admitió que el glifosato era probablemente un carcinógeno, aunque muchos hablaron en contra, entre ellos Monsanto. En noviembre del año pasado, la UE aprobó una nueva licencia para el uso de glifosato, lo que enfureció a los activistas ambientales y de salud que afirman que sus órganos de gobierno están fallando en su responsabilidad de garantizar la salud y la seguridad de las personas.

La pregunta final sigue siendo, ¿realmente el glifosato causa cáncer y su toxicidad de bajo nivel es lo suficientemente baja como para evitar que cause daños? 




En los EE. UU., el herbicida se usa ahora a un ritmo 18 veces mayor que hace dos décadas. Las agencias continúan asegurando al público que el producto químico es seguro y descarta la evidencia contradictoria y, desafortunadamente, la participación de compañías Monsanto en estas pruebas los convierte en una fuente de información poco confiable cuando se trata de la verdadera seguridad del glifosato. 

Esto es bastante alarmante ya que sus productos se utilizan no solo en los campos, sino también en las casas, en sus jardines y en el césped.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall