martes, septiembre 06, 2016

Casos reales de niños ferales y sus increíbles historias

En lugar de morir debido al abandono, estos niños fueron salvados y criados por animales salvajes.

Probablemente has escuchado la expresión que alguien era tan salvaje, que es como si hubiera sido criado por animales.


¿Pero sabes que esto ha sucedido realmente a muchas personas a lo largo de la historia?

Cuando estos niños se enfrentan a situaciones de negligencia, abandono, o el secuestro, tuvieron que aprender a valerse por sí mismos en la selva, bosque o desiertos. Afortunadamente, algunos animales estaban allí para ayudarlos, veamos a estos casos reales de niños ferales y sus increíbles historias



Marie-Angélique Memmie Le Blanc, la muchacha salvaje de Champagne


 

En la década de 1700, Le Blanc fue encontrada en un camino poco transitado hacia el pueblo de Songi, Francia. 


Cuando los aldeanos la atraparon y trataron de darle de comer, se sorprendieron, ya que la niña solo comía carne cruda. Con el tiempo aprendió a hablar francés y fue capaz de leer y escribir como un adulto. 

Su vida en estado salvaje y su convivencia entre animales salvajes se convirtió en el tema de una biografía de la escritora francesa Marie-Catherine Homassel Hecquet.


Rochom P'ngieng, la muchacha de la selva de Camboya




Rochom P'ngieng fue descubierta en una remota zona selvática de Camboya en el año 2007 y se cree que desapareció de la casa en la que vivía con su familia 19 años antes. Sólo sabía algunas palabras. 


Nunca se ajustó plenamente a la sociedad e hizo varios intentos para correr de nuevo en la selva.


Oxana Malaya



 
Cuando tenía tres años de edad, Malaya fue abandonada fuera de su casa por sus padres alcohólicos. 


Tenía frío, por lo que se metió en una perrera cercana donde los perros se la llevaron adentro y la comenzaron a criar

Ella vivió con ellos durante cinco años antes de que un vecino preocupado llamó a la policía. Ella no podía hablar. La chica andaba en cuatro patas. Desde entonces, ha aprendido a comportarse como un ser humano.


Marina Chapman



 
Chapman fue secuestrada de su pueblo de Colombia y abandonada, sobrevivió al vivir con los monos capuchinos


Ella no podía hablar, y más tarde fue encontrada por cazadores que luego la vendieron a un burdel, finalmente fue rescatada y adoptada a la edad de 14. Como adulto, ella escribió una autobiografía sobre su experiencia llamada La chica sin nombre.


Pedro, el niño salvaje



 
En 1725, Pedro fue descubrieron andando a cuatro patas en el Bosque Hertswold cerca de Hamelin, Alemania. 


No podía hablar en absoluto y sólo fue capaz de aprender un par de palabras en su vida. Fue trasladado de un lugar a otro hasta que fue trasladado a una granja para vivir el resto de sus años. Murió a los 72 años.


John Ssebunya



En 1988, después de presenciar el asesinato de su madre por parte de su padre, Ssebunya corrió hacia la selva en Uganda, donde un grupo de monos verdes le acogió y le llevaba comida. 

Después de que fue encontrado en 1991 a los cinco años de edad, fue adoptado y aprendió a comportarse como un ser humano. Ahora se ajusta plenamente a la sociedad.


Ivan Mishukov




Cuando tenía cuatro años, Mishukov se escapó de su madre y el novio abusivo de esta y sobrevivió en las calles de Rusia. Cuando les dio un poco de su comida a un grupo de perros, lo aceptaron como miembro de su manada


Él vivió con ellos durante dos años antes de que la policía lo encontrara, y más tarde aprendió a hablar.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall