martes, septiembre 27, 2016

Los expedientes secretos aztecas

Los expedientes secretos aztecas, Por vez primera objetos antiguos aztecas con referencias de los antiguos astronautas se presentaron en Ojuelos de Jalisco, México

Al pensar en las antiguas civilizaciones que hicieron contacto con los antiguos astronautas muchos piensan en los mayas, pero los aztecas puede que también hicieran lo mismo. A través del tiempo, familias de ascendencia azteca han estado recogiendo artefactos y por vez primera se han reunido una buena cantidad de objetos para la observación y su estudio.

Hay muchos objetos en forma de casco que tienen caras alargadas y ojos grandes. La mayoría de estos fueron hechos a mano sobre metales preciosos como el oro y el cobre. 


Otros están hechos de piedra. Estas cabezas que también han sido talladas y también tienen tallas de lo que parecen ser cometas y algún tipo de nave espacial. 


El Imperio Azteca
fue muy grande y estaba muy avanzado para su época. Tenían riego, ciudades y edificios complejos. No se sabe hasta donde habrían llegado, porque fueron parados en seco por el genocidio en masa cuando el continente americano fue "descubierto". 


Al mirar estos artefactos uno puede preguntarse si estas tallas son auténticas piezas aztecas. 


Aunque no han sido fechados de carbono, los tasadores pueden decir con confianza que estos no se hicieron utilizando técnicas modernas. 


El brillo que da la apariencia de esmalte en estas piedras no es, de hecho, un esmalte, es una antigua forma de sellar la roca.  Esto le da un poco más de credibilidad a las piezas. 


Lo extraño es que muchos de estos artefactos parecen modelar una versión moderna de una nave espacial o de platillo volante. En ellos se describen los seres que vienen de estos barcos como dioses de algún tipo. 


Algunos seres se representan con alas en forma angelical. 


A continuación, se presentan algunos ejemplos de estos artefactos originales y sin duda, serán un tema de investigación en el futuro.















Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall