miércoles, julio 06, 2016

Atlántida el continente perdido, historia y ubicación

En enero de 2015 los arqueólogos marinos investigaron un naufragio de 2,600 años de antigüedad frente a la costa de Sicilia e hicieron un descubrimiento curioso. Enterrados entre otros artefactos había 39 lingotes de un metal rojo muy extraño.

El profesor Sebastiano Tusa afirmó que el metal era el orichalcum, metal mítico que se cree que fue extraído en la isla de La Atlántida. La aleación de cobre, zinc, plomo, hierro y níquel fue descrita por el filósofo Platón como una fuente de riqueza para la civilización ahora hundida.



¿Prueba esto que existió la Atlántida? Y si es así, ¿Por qué desapareció? El relato más antiguo y más completo de la Atlántida es de las obras de Platón, Timeo y Critias, escritos alrededor de 360 antes de Cristo.

Para muchos, desde los filósofos griegos a los historiadores modernos, Atlántida no era más que una alegoría de orgullo. Cuando Poseidón destruyó a la Atlántida, lo hizo sólo por la codicia desmedida de los atlantes.


Sin embargo, hay evidencia histórica de antiguas civilizaciones similares siendo devastadas por eventos catastróficos. El volcán Thera, en la isla griega de la Santorini moderna, se cree que ha entro en erupción en algún momento del segundo milenio antes de Cristo, y con tal fuerza que el siguiente terremoto y tsunami derivados de la erupción, prácticamente destruyeron la civilización minoica.


Y la ciudad de Helike al sur de Grecia, en el año 373 a.C. fue asimismo destruida por un tsunami, que se creyó en el momento había sido causado por el orgullo de sus ciudadanos y la ira de Poseidón. Con estos precedentes históricos no es difícil ver de dónde Platón se inspiró para la Atlántida.


Sin embargo, la noción de que la Atlántida existe realmente es relativamente moderna. El autor del siglo 19, Ignatius Donnelly se acredita con el comienzo de una fascinación con el continente hundido que dura hasta hoy.



Donnelly dijo que todas las culturas antiguas, incluyendo Egipto, son descendientes de la gente de la Atlántida. Su contemporáneo, el historiador Augusto Le Plongeon, afirmó que los Atlantes eran en realidad mayas que viajaban hacia Egipto.

Pero, ¿dónde estaba exactamente La Atlántida? La continente isla, descrito por Platón como más grande que Libia y Asia Menor juntos, se ha situado en todas partes, desde el Caribe hasta cerca de la costa de Irlanda.


La localización más frecuente es el propuesto por el propio Platón: el Atlántico medio, más o menos donde están las islas Azores hoy en día.


Los escépticos proponen que es imposible que un continente se hundiera simplemente, con el movimiento tectónico ya que cuando las placas chocan, forman montañas, o se deslizan por debajo unas de otras a lo largo de milenios.
Sin embargo, los defensores de la Atlántida han señalado que los continentes se han roto y hundido en el pasado. Y actualmente existe una gran meseta bajo el agua, aproximadamente en la zona donde se cree que la Atlántida ha sido descubierta.


Esto sería conforme a la teoría propuesta por el autor Tom T. Moore que afirma que un continente, que se extiende desde el Caribe hasta unos cincuenta kilómetros de la costa de África, existía en la parte superior de la cordillera en medio del Atlántico.

Se dice que cuando una línea de volcanes que corría a lo largo del continente entró en erupción, el continente se hundió dejando tras de sí unas cuantas masas de tierra en forma de islas que vemos hoy en día. El posterior cambio del nivel del mar dio como resultado del diluvio bíblico de Noé.


Una expedición polar noruega a mediados de la década de 1890 descubrió evidencia de criaturas marinas que normalmente se encuentran en aguas poco profundas, a una profundidad increíble.


¿Así que, si La Atlántida fue real y se encontraba en el medio del Atlántico, donde fueron a parar los habitantes?
Según Platón, todos ellos perecieron ya que la isla se hundió en el océano.




Sin embargo, el estudioso del siglo 19, Brasseur sostuvo que los atlantes supervivientes huyeron hacia el oeste, hacia las Américas, y se convirtieron en lo que ahora consideramos como los mayas.


Una de las creencias más ampliamente sostenidas, sin embargo, proviene del estadounidense Edgar Cayce, el sostiene que hubo una considerable masa de tierra en el centro del Atlántico, que fue disuelta por un desplazamiento de los polos.


Otros autores en cambio afirman que la destrucción de La Atlántida pudo ser provocada por un cuerpo celeste con atracción magnética masiva, en un evento que ellos llaman El desastre Phaeton. El autor Greg Jenner afirma que el planeta Nibiru, antes de que se apartara de la Tierra, dio origen a este cambio, iniciando una serie de desastres naturales dañinos que se sintieron en todo el mundo, y destruyó la Atlántida.



A pesar de todas las interpretaciones, investigaciones y libros escritos sobre La Atlántida, hay poca o ninguna evidencia sólida para sugerir que una gran sociedad, simplemente desapareció.

Sin una expedición oceanográfica profunda oficial en los sitios propuestos, esto queda como solo historias y leyendas, arqueólogos como Ken Feder dicen que no es posible que un lugar más grande que Libia y Asia Menor combinados podría desaparecer sin dejar rastro alguno.


Pero los partidarios de esta intrigante civilización se han negado a ceder, y continúan la búsqueda de una historia perdida en el mar.



Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall