miércoles, abril 08, 2015

Bacteria come carne ataca al Estado Islámico

Las potencias globales continúan debatiendo la mejor manera de hacer frente a la terrible amenaza del autoproclamado Estado Islámico, el grupo terrorista parece estar sufriendo sus propios problemas internos.

bacteria comecarne ISIS

La falta de higiene y la contaminación ha dado lugar a la propagación de una enfermedad debilitante conocida como la Rosa de Jericó.

Por la forma en que combate el Estado Islámico al controlar grandes franjas de Siria e Irak, el grupo ha convertido a Raqqa su capital. Pero las condiciones de vida insalubres han convertido la ciudad en un caldo de cultivo para la leishmaniasis, también conocida como la Rosa de Jericó.

Esta enfermedad es transmitidas por las hembras de las moscas de arena, la enfermedad es causada por parásitos protozoarios que causan heridas abiertas y grandes.

Una vez infectado, llagas rojas aparecen en la piel en cuestión de semanas, y el virus eventualmente pueden atacar los órganos vitales del cuerpo.

Otros síntomas incluyen fiebre, un recuento bajo de glóbulos rojos, y un agrandamiento del bazo o del hígado.

Mientras que los doctores de Médicos Sin Fronteras inicialmente trataron de dar auxilio a los infectados, la mayoría han huido del territorio controlado por el Estado islámico.

Los principales centros médicos han cerrado, y las únicas personas que quedaron en el servicio médico donde residen los combatientes son lugareños con relativamente poca experiencia.

A lo largo de la historia, la enfermedad se ha ido por varios nombres, entre ellos "la lepra blanca", "fiebre negra", y, finalmente, "la rosa de Jericó" debido a un brote cerca de la ciudad de Jericó, en el siglo 20.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall