miércoles, abril 30, 2014

Hombre camina 3000 millas en China

Christopher Rehage decidió tomar una foto de sí mismo cada día cuando comenzó su marcha en el otoño de 2007.

Su plan era caminar desde Beijing, China a su hogar en Alemania (una distancia de cinco mil millas)

No llegó tan lejos, pero se las arregló para caminar durante casi 3,000 millas y hacer crecer una impresionante barba.

No era su primera caminata larga.

En 2003, Rehage caminó desde París a Alemania, su hogar.

Esta caminata de 500 millas le tomo menos de un mes y le inspiró para intentar recorrer desde Beijing, China a su hogar en Alemania.

Él comenzó su viaje en su cumpleaños número 26, el 9 de noviembre de 2007, con una barbilla recién afeitada.

Sus fotos van desde lo solemne a lo feliz, a veces tiene una cara seria o trata de hacer una cara tonta o divertida.

Sale fotografiado en la nieve, en el sol, en la calle, en un avión, con un abrigo impermeable negro y todo el tiempo la barba y el pelo siguen creciendo más.

Cuando decidió poner fin a su viaje, se afeitó la barba y el cabello.

Al final, camino un total de 2,796 millas (lo que equivale a 7,5 millas al día).

Empezó en Beijing y se detuvo en Ürümqi después de un año de abrasadores desiertos.

Afirmó que durante la caminata, su estado de ánimo era como la de cualquier otro día.

"A veces uno piensa. A veces no lo haces. A veces te preocupas por los pasaportes, los peligros, los dolores, los familiares y seres queridos  y en otras ocasiones en tus pasos encuentras la luz y cantas canciones en el desierto. A veces es aburrido. Y a veces te sientes en paz".

Rehage no llegó a su casa en Bad Nenndorf, un tema que plantea muchas preguntas en su página web. La gente quiere saber por qué no llegó a su plan.


"Quería recuperar mi vida. Tenía que recuperar el control sobre mí mismo y eliminar el jefe interior que me decía qué hacer. Mucha gente mira el vídeo y dice:  'Quiero ser libre como ese tipo! ' Pero ellos no se dan cuenta que estaba perdiendo el control sobre mi "

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall