domingo, febrero 16, 2014

Maravillas del cuerpo humano

cuerpo humano

Los ácidos digestivos del estómago son lo suficientemente fuertes como para disolver zinc. Afortunadamente para nosotros, las células que recubren el estómago se renuevan tan rápidamente que los ácidos no tienen tiempo para disolverlas.

Los pulmones contienen más de 300 mil millones de capilares (vasos sanguíneos diminutos). Si ellos se extendieran, tendrían una longitud de 2,400 km.

Los testículos de un hombre fabrican 10 millones de nuevas células de esperma cada día (suficiente para que repoblar el planeta entero en tan sólo 6 meses)

El hueso humano es increíblemente fuerte. Un bloque de hueso del tamaño de una caja de fósforos puede soportar 9 toneladas.

Las uñas tardan seis meses para crecer desde la base hasta la punta.

El órgano más grande del cuerpo es la piel. En un hombre adulto cubre alrededor de 1,9 metros cuadrados. La piel se renueva constantemente (la persona promedio pierde alrededor de 18 kg de la piel a lo largo de su vida)

Cuando duermes, creces alrededor de 8 mm. Al día siguiente vuelves a tu altura anterior. La razón por la que esto sucede es que sus discos de cartílago se aprietan como esponjas por la fuerza de la gravedad cuando te pones de pie o estas sentado.

La persona promedio come 50 toneladas de alimentos y 50.000 litros de líquido durante su vida.

Cada riñón contiene 1 millón de filtros individuales. Filtran un promedio de alrededor de 1,3 litros de sangre por minuto y expulsan a 1,4 litros de orina al día.

Los músculos que enfocan los ojos se mueven alrededor de 100.000 veces al día. Para dar a los músculos de las piernas del mismo entrenamiento, tienes que caminar 80 kilómetros todos los días.

Una sola célula de la sangre humana tarda sólo 60 segundos para hacer un circuito completo en el cuerpo.

Los ojos reciben aproximadamente el 90 % de toda nuestra información , haciéndonos criaturas básicamente visuales.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall