lunes, enero 13, 2014

El poder de esforzarte

"Si haces las cosas que hay que hacer cuando se tienen que hacer, entonces algún día podrás hacer las cosas que quieras hacer cuando tu quieras hacerlas" .- Zig Ziglar

A través de los años algunos adquieren una nueva actitud con respecto a hacer las cosas difíciles. En lugar de ser disuadido por ellas, las buscan.

dificil

Hay dos beneficios que pertenecen cuando te decides esforzarte y hacer las cosas difíciles.

En primer lugar, esforzarte por hacer cosas difíciles te hace crecer, Inevitablemente te convierte en alguien mejor de lo que solías ser.

Y en segundo lugar, hacer lo difícil te separa de aquellos quienes no están dispuestos a realizar ningún esfuerzo.

Con los años aprendes el valor de ambos y cómo pueden darte ventaja.

En primer lugar, definamos qué es una cosa difícil. Lo difícil es cualquier inversión personal que requiere una cantidad significativa de esfuerzo adicional en determinado tiempo.

Algunos ejemplos incluyen regresar a la universidad para terminar la carrera, obtener tu maestría, completar la certificación de la industria o unirte a la junta directiva de una asociación.

Las cosas difíciles no incluyen trabajar en aficiones puramente recreativas u otras actividades que son sólo por diversión.

Hay infinita facilidad en pegarte a la rutina. Después de todo es cómodo!

Pero, el crecimiento personal sucede cuando nos esforzamos. He aquí un ejemplo.

Imagínate en la Universidad en clases un fin de semana en la noche y con un horario completo. Te sientes un poco estresado, ¿verdad?

Ahora imagina estas clases en tu calendario por los próximos dos años. Y, agrega tiempo extra para tareas y proyectos de grupo.

Volver a la universidad es una cosa difícil. Pero ahora imagínate que estás al final de los dos años y tienes un titulo en la mano.

Has aprendido mucho, obtuviste el título y estás bien posicionado para un ascenso o un mejor trabajo.

Te has convertido en alguien mejor de lo que solías ser. Ese es el poder de hacer lo difícil. Alejarte de aquellos que no quieren realizar el esfuerzo.

La desventaja obvia es que lo difícil será difícil. Todas las cosas difíciles requieren sacrificios a corto plazo.

El sacrificio podría ser pasar menos tiempo con tu familia, menos ingresos o menos flexibilidad con tu horario.

Pero es en la realización de estos sacrificios que te separas de los demás. Imagina que eres el único aspirante para un trabajo con capacitación avanzada, postgrado o experiencia voluntaria 

Poner esfuerzo extra es difícil de hacer. Y, precisamente porque es difícil no mucha gente lo hará.

Relativamente pocas personas optan por hacer lo difícil. Aquellos con tendencia a destacar.

Destacar siempre significa que más oportunidades se abrirán con el tiempo.

Ahora que entendemos los beneficios de hacer lo difícil, aquí hay algunas estrategias para encontrar y completar las cosas difíciles en tu vida.

En primer lugar, identificar tres cosas difíciles que son relevantes para ti.

Todos estamos en diferentes posiciones en la vida. Tómate un momento para pensar en algunas áreas de oportunidad en tu vida.

Tal vez necesitas terminar tu título o tal vez hay una clase de entrenamiento a la que te gustaría asistir.

Elige tres y pasa a la segunda etapa.

En segundo lugar, elige lo difícil más fácil de tu lista y determina el sacrificio real necesario.

El objetivo es conseguir que se haga algo con bastante rapidez.

Que construya confianza y agregue valor. No empieces por conseguir un título de cuatro años.

Más bien, empieza con algo que puedas completar en el próximo año.

A continuación, determina cuál será el sacrificio real.

Es posible que tengas que renunciar a algunos sábados para asistir a una clase. O tal vez habrá una inversión financiera que requerirá ajustarte económicamente por un tiempo.

En cualquier caso, trata de definir exactamente lo que necesitas sacrificar para hacer que funcione.

En tercer lugar, ve tras él!

No hay sustituto para la acción. Sea cual sea tu caso será difícil, no será más fácil si esperas.

No hay un buen momento para empezar algo, sólo hay tiempo.

Si te sientes como si estuvieras en una rutina, entonces ahora es el momento de tomar medidas.

Encuentra lo difícil, haz un plan para conquistarlo y disfruta los frutos.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall