sábado, noviembre 23, 2013

La luna, la gran amiga de La Tierra

La luna surgió de la Tierra y de un cuerpo de impacto llamado Thea hace miles de millones de años.

Si ella no existiera o desapareciera por alguna razón, la vida en la Tierra sería muy diferente, tal vez no podríamos existir.

El eje de rotación de la Tierra se mantiene estable en torno a 23,5 ° de inclinación y esto sólo es posible a causa de nuestro satélite natural.

LUNA

Sin ella, la inclinación alcanzaría 85° lo que no sería un factor favorable para la vida.
 
Los días serían más cortos sin la luna, entre 15 y 18 horas. Esto ocurre porque la Luna y las fuerzas de marea que provoca disminuyen la velocidad de rotación del planeta, por lo que es mas largo el día.

Con una velocidad de rotación más rápida, la Tierra se movería con mayor velocidad, causando fuertes vientos y viviríamos entre monstruosos huracanes.
 
Debido al cambio de la inclinación del eje y la velocidad orbital, el clima seria muy distinto. En los polos, donde hace mucho frío, sería caliente, los trópicos estarían cubiertos por el hielo.
 
La luna sirve como un escudo eficaz contra la colisión de asteroides. Si no existiera, la Tierra sería la única fuente de atracción gravitatoria, atrayendo aún más objetos a la superficie del planeta.
 
Sin la luna no hubiera existido nunca, el impacto de la Tierra y Thea que la formó tampoco hubiera sucedido. Durante este impacto, la órbita del planeta cambio.

Hoy probablemente tendríamos una órbita elíptica además de un planeta más grande (la Luna está formada con piezas de la corteza terrestre).
 
Sin la luna, la vida no seria diferente… nunca podría haber surgido.

Y deberás estar preguntándote si algún día nuestro planeta perderá a luna.

La respuesta es sí. La Luna se aleja del planeta 3,8 cm por año. Y un día se encontrara fuera de la órbita del planeta. 

Aunque algunos científicos calculan que la ausencia de la Luna daría a nuestro planeta una precesión caótica (el eje de rotación de la Tierra puede pasar a oscilar violentamente). Recordemos que todo el sistema solar dejará de existir, debido a que el sol sólo vivirá unos pocos más de 5 o 6 mil millones de años, antes de convertirse en una gigante roja y producir una nebulosa planetaria.

Cuando la luna desaparezca probablemente ya habremos encontrado un nuevo hogar.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall