jueves, octubre 31, 2013

La evolución explica como las mujeres pelean por los hombres

Cuando se trata de la elección de compañeros, la fórmula estándar es que los machos compitan para impresionar a las hembras.

La competencia de las hembras por compañeros tiende a recibir menos atención.

Pero un nuevo estudio sugiere que el chisme y la malicia de las adolescentes constituyen la forma femenina de competencia y ha evolucionado para aumentar el atractivo sexual de una mujer por encima de sus compañeras.


competencia chicas

La agresión de chicas contra chicas definitivamente pasa (todo aquel que ha pasado  través de la escuela secundaria, puede dar fe de cosas como exclusión de las chicas de un determinado grupo, no hablarle a determinada chica, el chisme o la divulgación de secretos. La pregunta es, ¿Por qué las chicas actúan de esta manera? ¿Para aumentar su estatus social en general?  ¿O lo hacen específicamente para ser más atractivas como parejas potenciales?

La autora de un artículo, la psicóloga Tracy Vaillancourt, sostiene que esto último es cierto.

Los estudios demuestran que la llamada agresión indirecta se utiliza con mayor frecuencia por las mujeres que por los hombres y esta por lo general se dirige a otras mujeres, es más frecuente en la adolescencia y la edad adulta.

Estos años corresponden con el pico de la fertilidad de la mujer.

Las mujeres pueden haber evolucionado para excluir a otras mujeres, rechazarlas o hablar mal de ellas en lugar de agredirlas físicamente por ejemplo con peleas a puñetazos, golpes y humillación cara a cara esto lo explica, Anne Campbell :


Debido al papel de la mujer en la procreación y la crianza, son menos prescindibles que los hombres y no pueden correr el riesgo de lesiones para la solución de controversias por medio de la fuerza bruta, comento Anne Campbell, psicóloga evolucionista de la Universidad de Durham en el Reino Unido, que no participó en el trabajo.

En cambio, la exclusión social permite a las mujeres dejar fuera a la competencia sin poner en peligro sus cuerpos.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall