lunes, octubre 28, 2013

El Hachiko de Argentina

Un perro ha seguido mostrando su lealtad, vigilando la tumba de su dueño seis años después de su fallecimiento.

Capitán, un perro raza pastor alemán, al parecer se escapó de casa de su dueño , Miguel Guzmán que murió en el año 2006.

La Voz1

Una semana más tarde, la familia Guzmán encontró el perro sentado junto a la tumba de Miguel Guzmán en Argentina.

Miguel Guzmán  adoptó a Capitán en el año 2005 y se lo dio como un regalo a su hijo adolescente, Damián. 

Durante los últimos seis años, Capitán no ha dejado de estar de guardia en la tumba de Miguel. La familia dice que el perro rara vez sale del cementerio.

El director cementerio Héctor Baccega dice que él y su equipo comenzaron a alimentar y cuidar de Capitán.

"Apareció allí un día y comenzó a vagar por todo el cementerio, hasta que finalmente encontró la tumba de su amo", dijo Baccega.

"Durante el día, a veces da un paseo por el cementerio, pero siempre llega de nuevo a la tumba. Y todos los días, a las seis en punto, se acuesta en la parte superior de la tumba, se queda allí toda la noche"

Pero la familia Guzmán no ha abandonado a Capitán.

Damián dice que la familia ha tratado de llevar a Capitán a casa varias veces, pero que siempre regresa al cementerio por su cuenta.

"Creo que va a estar allí hasta que muera, también. Él cuida de mi padre", dijo Damián  Guzmán.

Crédito de la imagen : La Voz

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall