martes, agosto 06, 2013

El enigma del bostezo

Cuando observamos a alguien bostezar existe una probabilidad muy alta de que nos contagie y hagamos lo mismo.

Sin embargo no se sabe qué función tiene este acto, y es más intrigante aún el mecanismo de su contagio.

Yaw

Desde hace mucho tiempo se ha creído que esta reacción se debe a la necesidad de oxigenación del cuerpo, aunque en opinión de los doctores Andrew C. Gallup y Gordon G. Gallup Jr, de la Universidad de Albany, Estados Unidos, en realidad se trata de un mecanismo para 'enfriar' el cerebro; dado que este órgano requiere una tercera parte de las calorías que consumimos, se 'calienta' y al igual que las computadoras, puede trabajar de forma más eficiente cuando está frío'.

De acuerdo con las investigaciones, el bostezo impulsa el flujo de sangre fría al cerebro por medio de las venas de las cavidades nasales y el rostro; si enfriáramos nuestra frente con una bolsa de hielo no surgirá la necesidad de bostezar.

En opinión de estos psicólogos, el acto inconsciente por el cual imitamos los bostezos es quizá un resabio evolutivo que surgió en nuestros antepasados como una forma de promover el estado de alerta entre los miembros de una tribu durante sus guardias nocturnas.

Google+ Badge

Síguenos en Google+

Síguenos en Twitter

© Grandes enigmas y misterios del mundo
Maira Gall